OK to wake Clock

Máquina de Ruido Blanco

(con conexión a corriente, ideal para la casa)

Este reloj es ideal para los peques que aún no saben leer la hora. 

Funciona para explicarles a qué hora nos despertamos, con dibujos, ya que a la hora que le configuremos que nos despertaremos (por ejemplo: 7.00hrs) sale un sol amarillo en el reloj y de noche aparecen una estrella en color azul.

Es especialmente útil en invierno, que a las 7:00 y 8:00 aún es de noche y los peques no distinguen entre un despertar a las 3:00 y otro a las 7:00 por ejemplo.

Esta máquina de ruido blanco es ideal para mejorar las noches ya que su sonido es relajante y además disfraza ruidos externos. Funciona muy bien tanto para peques como para adultos.

Esta en particular me gusta porque no se apaga después de un tiempo. A pesar de que cuenta con un temporizador, también tiene la opción de no apagarse, ya que hay peques que cuando se apaga el ruido blanco se despiertan.

Y, adicionalmente otra característica muy positiva, es que tiene conexión a corriente. De esta manera si la dejamos toda la noche no se consumen las baterías rápidamente.

Cortina opaca

Máquina de Ruido Blanco

(Con baterías, no se conecta a corriente, ideal para paseos)

Esta cortina la recomiendo sobre todo cuando se acerca el verano y no sabemos cómo dormir a nuestro peques con plena luz del día.

La idea no es que los llevemos a dormir más tarde. Sino que oscurezcamos su habitación al punto que parezca de noche para ayudarles a segregar melatonina.

Para aquellos casos cuando no queremos invertir en una cortina blackout en ese momento, por cualquier razón, esta solución es ideal. Es fácil de usar, la podemos también llevar de viaje, y oscurece 100% el ambiente.

  • Se adhiere a las ventanas con ventosas.

  • Se adapta a cualquier ventana de 130 x 195 cm

  • Se puede reducir hasta un tercio de su tamaño

  • Viene con una bolsa de viaje ligera

Swaddle / Arrullo

Envolver a los bebés los remonta a la sensación de contención que tenían cuando estaban en el útero materno, evitando el reflejo de moro que tienen los primeros meses, que es ese vértigo que hace que levanten sus bracitos y se despierten. Esto sucede porque pasan de estar en un ambiente hecho a su medida, a estar en un ambiente con demasiado espacio y esto puede inquietarles.
Envolverlos les proporciona seguridad, contención y les permite dormir más tranquilos y mejor.
Aunque la idea es que se sientan contenidos, debemos estar pendientes de dejar espacio para que respiren cómodamente, y que las caderas y rodillas queden libres de manera que puedan flexionar las piernas.
Los puedes envolver desde que nacen, hasta que aprendan a darse la vuelta.

El ruido blanco es un gran aliado, para ayudar a los peques a relajarse, y para disfrazar ruidos externos para evitar despertares.

Esta en particular me gusta porque no se apaga después de un tiempo. A pesar de que cuenta con un temporizador de 15, 30 ó 40 minutos, también tiene la opción de no apagarse, ya que hay peques que cuando se apaga el ruido blanco se despiertan.

Cuando estamos fuera de casa, en algún restaurante, reunión con amigos, o simplemente en la calle, y nos toca alguna siesta de nuestro/a hijo/a, el ruido blanco es un gran aliado también para enmascarar los ruidos externos y ayudarle a relajarse.

Esta máquina de ruido blanco no se conecta a la corriente, por lo tanto la recomiendo si la vamos a usar fuera de casa, ya que se puede enganchar en el carrito del bebé. O si la vamos a usar en casa por períodos cortos.

Pero si lo que buscamos es una máquina de ruido blanco para casa y dejarla siempre encendida mientras el bebé duerme recomiendo la primera ya que se puede conectar a la corriente.

©2019 by Meli Barbeito Sleep Coach