Cómo compaginar el Verano y el Sueño Infantil

Mantener las rutinas y los horarios correctos de sueño de nuestros peques en verano suele ser bastante retador ya que oscurece tarde, las actividades al aire libre son muy atractivas y además, la mayoría hacemos vacaciones en esta época del año. Sin embargo, es importante seguirles ofreciendo las condiciones adecuadas que les aseguren un sueño reparador y un correcto descanso.


Según La Asociación Española de Pediatría y la Asociación Americana de Pediatría nuestros niños deben dormir de 10 a 12 horas, dependiendo de la edad (sin incluir siestas) Consultar tabla.


A continuación te dejo 7 consejos para cuidar el sueño de tu pequeño en verano:

1) Respetar la siesta en su horario: Es bastante común que en verano tengamos más planes fuera de casa y las siestas empiecen a correr peligro. Sin embargo es importante que por un día que nos saltemos la siesta por un evento social, no demos por hecho que el peque dejó las siestas. Mientras estén en edad de hacer siesta debemos ofrecerles las condiciones adecuadas para que las realicen, ya que sino tendremos un pequeño sobre cansado por la noche, que no estará cumpliendo con sus requerimientos, dormirle por la noche puede ser que se convierta en una batalla, se empezará a fragmentar el sueño nocturno y probablemente aparecerán los despertares alrededor de las 5 de la mañana.


2) Llevarle a dormir a su hora correcta, al menos el 80% de las veces: Si nuestros peques están acostumbrados a dormir a las 19:00 - 20:00, es importante al menos el 80% de las veces en verano mantenerles este horario para favorecer su descanso.

3) Realizar una rutina relajante previa a dormir: Las rutinas aportan a los peques seguridad, bienestar y les anticipan que viene la hora de dormir. Incluir un baño relajante en la rutina es recomendable. Lo ideal es diseñar una rutina que se repita todos los días de la misma manera.


4) Cerrar cortinas: En verano oscurece bastante tarde y esto hace más retador para los niños irse temprano a la cama. Es recomendable ir cerrando cortinas desde la rutina relajante nocturna, para ayudar a oscurecer un poco el ambiente.

5) Temperatura fresca: La temperatura para dormir debe ser fresca. Lo ideal es que sea

entre 20 y 24 grados. Y utilizar ropa fresca para dormir.

6) Evitar uso de pantallas: Al menos 2 horas antes de ir a dormir evitar el uso de pantallas como móviles, tablets, TV, etc.

7) Evitar los siguientes alimentos: Es recomendable evitarlos siempre, pero sobre todo en las horas cercanas a la noche, evitar alimentos azucarados, alimentos que contengas conservantes, colorantes, sacarina, chocolate, alimentos grasos.


No quiere decir que no disfrutemos el verano, se trata de conseguir un equilibrio entre disfrutar y mantener las rutinas y horarios. Y para los días donde mantener los horarios correctos sea realmente imposible siempre recomiendo guiarnos por la regla del 80/20, si el 80% de las veces seguimos unos parámetros correctos, no pasa nada si un 20% de las veces no lo hacemos a la perfección, lo importante es después intentar encaminarnos lo antes posible y de esta manera poder mantener buenos hábitos de sueño saludable tanto para nuestros hijos como para nosotros como padres.


#vacaciones #sueñoinfantil #babysleepcoach #sleepcoach

©2019 by Meli Barbeito Sleep Coach